Arequipa. Un niño de 8 años recibió un cruel castigo sólo porque no vendió zanahorias y por irse del lugar donde su tío Alex Walter Aimituma Anccasi (30) lo dejó. Este sujeto le quemó las manos y los pies usando un encendedor.

Según la denuncia presentada en la comisaría de Familia por la abuela del menor, Juana H.M. (45), la noche del sábado encontró a su nieto vendiendo zanahorias en la calle Marañón de Zamácola, en Cerro Colorado.

Lo llevó a comer y en el trayecto el niño empezó a quejarse de dolor de su pie, optando por revisar que tenía. Recién descubrió que tenía quemaduras en los pies y también las manos.

Como el niño le contó lo sucedido, acudió a la delegación policial, que llevó al menor a Medicina Legal. Allí se determinó que tenía quemaduras de segundo grado y le dieron 7 días de descanso médico.

Tenencia temporal
Por la versión de la abuela materna, se sabe que el pequeño se encuentra al cuidado de la familia paterna y ante esta denuncia, podría perder la tenencia. De manera temporal se le dio la tutela a su abuela.

En la denuncia por maltrato físico y psicológico, también se incluyó a la hermana del agresor, Janeth (26) y su abuela paterna Simiona Anccasi Huamaní (53).

.
News Reporter

Deja un comentario