Sujeto que estranguló, quemó y descuartizó a embarazada fue capturado en Cañete

“La agarre del cuello con mi brazo derecho y la presioné con toda mi fuerza. No la solté hasta que no podía moverse. Le prendí fuego y después abandone sus restos en una acequia”.

Esta es la cruda confesión de Jhonny Asto Llamocca (23), quien estranguló a su expareja, que tenía siete meses de gestación, y luego dejó su cuerpo descuartizado cerca de la carretera Panamericana Sur, en Cañete.

PUEDE LEER: Encuentran descuartizada a joven con 7 meses de gestación en Cañete

El homicida fue capturado por la Policía a la una de la tarde del jueves. Estaba oculto en la casa de su tía, ubicada en el anexo Santa Rosa, zona baja, en el distrito de San Vicente.

MACABRO HALLAZGO
Todo empezó la noche del 4 de enero. Ese día, Leslie Chumpitaz Salhuana (21) desapareció misteriosamente tras salir de su casa, luego de recibir una llamada en su celular.

A los ocho días –la mañana del martes–, un grupo de serenos halló una bolsa azul cerca de una acequia del camino carrozable denominado ‘Milkito’.

La bolsa contenía los restos de Chumpitaz Salhuana. Los peritos de Criminalística de la Policía indicaron que la víctima había sido descuartizada y quemada.

Para los detectives de la División de Investigación Criminal de Cañete, las sospechas recayeron en el mototaxista Jhonny Asto Llamocca, quien acosaba a la mujer, según contaron los familiares de esta.

La noche de su desaparición, Leslie Chumpitaz recibió tres llamadas que habrían sido realizadas por Asto, por lo que se procedió a su captura.

Ante el cúmulo de evidencias en su contra, el sujeto admitió su crimen. Contó a la Policía que esa noche discutió con Chumpitaz y le reclamó por la paternidad del hijo que esperaba. Dijo, además, que cada uno de ellos vivía con su respectiva pareja.

El asesino confeso, además, que estranguló a la muchacha, le prendió fuego y que trasladó los restos en su mototaxi de placa 0500-2C hasta el canal de riego la noche siguiente del crimen. Sin embargo, negó haber descuartizado a su ex pareja.

SABÍA QUE

Jhonny Asto vivía obsesionado por Leslie Chumpitaz. Habían sido enamorados cuando eran adolescentes.
El homicida declaró a la Policía que prendió fuego al cadáver para que no la identificaran y poder trasladarlo a la acequia.
La Policía Nacional presume que Jhonny Asto niega haber descuartizado a la joven para evitar que lo condenen a la máxima pena por el delito de feminicidio.

Peru 21

.
News Reporter

Deja un comentario