El presunto asesino del sacerdote puertorriqueño Linán Ruiz Morales y de su ayudante Albany Aguilar, Carlos Antonio Navarro Fernández, (a) Yago, fue internado anoche en el penal de Huaral por disposición de las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

El presidente de esa entidad, Rubén Rodríguez Rabanal, confirmó a Correo el internamiento de Navarro Fernández en la prisión de Huaral mientras dure el proceso de su juzgamiento por los delitos cometidos.

Horas antes, el acusado del crimen del religioso en el convento de San Francisco fue trasladado bajo fuertes medidas de seguridad a la carceleta del Palacio de Justicia, luego de que la jueza Tania Parra Bardales iniciara un proceso penal contra él bajo mandato de detención por los trágicos hechos de sangre ocurridos el 26 de agosto pasado.

La magistrada acogió la denuncia presentada por el fiscal Arturo Chalco Cornejo, quien responsabiliza a Yago del asesinato del padre franciscano Ruiz Morales y de su ayudante Albany Aguilar.

Para las autoridades del Poder Judicial, todas las evidencias encontradas en la escena del crimen durante el proceso de investigación de la Policía Nacional acusan a Navarro Fernández de ser el autor material del doble asesinato.

Como se recordará, el clérigo franciscano fue asesinado con ensañamiento al recibir múltiples puñaladas en distintas partes del cuerpo en la habitación donde dormía.

Fuente: Correo

.
News Reporter

Deja un comentario