Acompañar al Padre Thomas Huckmann, el último domingo 26 para celebrar una misa en el centro poblado de playa hermosa le costó la vida al niño Jefferson Ayllon Rodríguez de 11 años, acolito de la parroquia de San José.

Ellos al promediar el mediodía llegaron a este lugar que con el incesante calor se fueron a refrescarse en las aguas del mar de playa hermosa. Como es costumbre el Padre Thomas Huckmann siempre nada en las playas, pero esta vez la inquietud del niño de seguir su nado hacia el lugar más profundo lo llevo a la muerte cuando una ola fuerte los envolvió llevando la peor parte el menor quien no pudo ser ubicado inmediatamente.

Los moradores de la zona señalaron que el padre salió de la playa presuroso por la hora a celebrar la misa y preocupado por no encontrar el cuerpo del menor quien pereció ahogado.

Su cuerpo fue rescatado por moradores de la zona, hasta donde llegaron especialistas de medicina legal del Ministerio Público quienes procedieron al levantamiento del cadáver por orden del Dr. Noé Cárdenas fiscal de turno.

Los familiares mostraron escenas desgarradoras de dolor por el deceso del menor. Sus restos se encuentran velando en su vivienda ubicada en la Urb. San Agustín de San Vicente de Cañete.

Mediante un comunicado de la prelatura de cañete, señala el documento que el padre Thomas Huckmann se encuentra acongojado por los hechos y asumirá los gastos respectivos del funeral y se ha puesto ha disposición de las autoridades policiales para el esclarecimiento de los hechos.

Cañete en la Noticia

.
News Reporter

Deja un comentario