Una niña estuvo a punto de morir luego de que fuera picada por una lonomia oruga durante un viaje familiar a la selva. Este insecto puede provocar trastornos de la coagulación sanguínea provocando de esta manera moretones, dolores de cabeza, hemorragias, y hasta puede llevar a la muerte.

El padre de la menor Félix Javier contó que el contacto con la oruga se dio hace unos días cuando estaban en medio de un viaje. “Ni bien fue tocada por la oruga se puso a llorar, en un primer momento pensé que había sido un víbora o una araña”, agregó.

El doctor José Fuentes, director del Hospital Dos de Mayo, explicó al noticiero “Primera edición” que la niña presentó un trastorno de coagulación severo, por lo que estuvo internada en la unidad de cuidados intensivos del referido nosocomio.

Además, dijo que los médicos que atendieron este caso tuvieron que hacer contacto con colegas brasileños a fin de que estos le envíen el antídoto, que al final permitió la recuperación de la menor.

El Comercio

.
News Reporter

Deja un comentario