La sede del gobierno regional de Puno fue apedreada por pobladores de la provincia de Sandia que llegaron hoy a la ciudad puneña en una marcha en demanda del presupuesto para el mejoramiento de una carretera.

Los manifestantes rompieron las lunas de las ventanas de la institución regional e impidieron el paso de los transeúntes por la zona, algunos de los cuales fueron agredidos en el intento por abrirse camino.

Luego de ello, se dirigieron hacia las orillas del lago Titicaca. En el camino también lanzaron piedras a algunas viviendas y hostilizaron a periodistas que intentaban fotografiar la movilización.

La protesta se lleva a cabo bajo el argumento de un recorte del presupuesto para el mejoramiento de la ruta Azángaro – Muñani – Saytococha – Sandia – San Juan del Oro.

En su ingreso a la ciudad de Puno, registrado esta mañaña, alrededor de 2,000 manifestantes interrumpieron por momentos el tránsito por la carretera Juliaca – Puno. Para esta tarde planean retornar a la plaza de Armas.

Agentes policiales resguardan las zonas estratégicas de la ciudad, a fin de evitar desmanes que afecten las actividades./Andina

.
News Reporter

Deja un comentario