Para ellos la creatividad no tiene límites y si de reunir recursos para una buena causa se trata, no escatiman gastos para desarrollar proyectos que les permita generar más recursos para poder cumplir con sus objetivos.

Se trata de los niños emprendedores, cuyos docentes participan del Programa de Especialización Estrategias Innovadoras para Docentes Emprendedores, dictado por la Pontificia Universidad Católica del Perú en el marco del Programa de Contribución Social SK Energy / ProSynergy.

En las vísperas se desarrolló la primera de cuatro exposiciones. Esta vez fue en la Plaza de Armas en Cañete, donde los niños explicaron al público cada uno de sus proyectos.

No hay edad. De todos ellos, llamó la atención el proyecto de las niñas de 5 años Anaí Seclen Sánchez, Gloria Conca Ramírez y Andrea Chumpitaz Vivas, de la I.E.M. 20188 San Vicente del nivel inicial. Ellas, demostrando que no hay límites ni edad para la creatividad, prepararon un biohuerto donde cultivan lechugas que ahora venden para reunir fondos e implementar su salón.

Otro de los proyectos que más llamó la atención es ¨El Yogurt Naturalito¨ que ha puesto en práctica la docente Elizabeth Cuadros Lapa en la I.E. Las Lomas N° 20974. Sus niños, todos de extrema pobreza, venden el yogurt para reunir fondos y poder realizar su viaje de excursión al Parque de las Leyendas.

Correo

.
News Reporter

Deja un comentario