Mientras que por estos días, las autoridades de la Municipalidad Distrital de Lunahuaná, están ocupadas en solucionar los embates de la naturaleza, los problemas de la ciudad han sido postergados hasta nuevo aviso.

Uno de estos casos, ha sido el de don Carlos Soto Bravo, propietario de un conocido hospedaje, quien espera la clausura definitiva de un criadero de chanchos en uno de sus contornos.

La espera desespera, señalan los propietarios, toda vez que los cerdos emanan olores nauseabundos y ocasionan fuertes ruidos en el lugar, afectando a los visitantes que pernoctan en el hotel Brisas del Sol.

El ejecutivo de ventas, Roger Vicente, manifestó que del problema ya tiene conocimiento el alcalde Luis Jara Conislla, solución que demora mucho tiempo,»seguramente porque las autoridades están ocupadas en otra labor.

“Acudimos al Centro de Salud de Lunahuaná y a la Fiscalía de Prevención del Delito para explicar el tema de la crianza de cerdos y en ambos casos nos señalaron que la Municipalidad de Lunahuaná debe clausurar”, señaló Roger Vicente.

Informó que ya han agotado el reclamo ante el Centro de Salud de Lunahuaná y Fiscalía de Prevención del Delito, respondiéndoles que es de entera responsabilidad de la comuna local.

Finalmente, le recordó  a las autoridades locales que dentro de la zona urbana está prohibido la crianza de porcinos, más aún se le denomina a Lunahuaná como“la capital turística de la provincia de Cañete.

.
News Reporter

Deja un comentario