Alrededor de 500 vehículos de carga pesada permanecen varados en la vía Juliaca-Puno, que está bloqueada por manifestantes desde la tarde del lunes.

El motivo de la medida de fuerza es el reclamo que le hacen los habitantes de la provincia de Sandia al presidente regional de Puno, Hernán Fuentes, para que devuelva un presupuesto de S/.8 millones destinados a la construcción del tramo vial Azángaro-Saytococha-Sandia.

Fuentes Guzmán debió entregar esta mañana el reporte oficial de asignación de presupuesto 2011, pero no lo hizo. Por ello, los pobladores decidieron seguir con el bloqueo desde el poblado de Yanamayo hasta el sector de Patallani, que permite el ingreso y la salida a la ciudad de Puno.

Conductores y manifestantes piden la presencia de Hernán Fuentes.

El Comercio

.
News Reporter

Deja un comentario