Desde el 15 de julio se restableció el transporte interprovincial en casi todas las regiones del Perú. No obstante, la desesperación por salir de Lima de manera rápida ha hecho que algunos ciudadanos opten por la informalidad. El hecho ocurre en varios paraderos de la carretera Panamericana Sur.

En ese sentido, decenas de pasajeros viajan rumbo al sur chico utilizado autos y minivanes que no cumplen con las normas sanitarias establecidas. Tal como se ve en las imágenes de Latina Noticias, las personan abordan las unidades informales sin recibir toma de temperatura ni desinfección alguna. Asimismo, los vehículos no cuentan con una adecuada ventilación que evita el contagio del nuevo coronavirus.

En cuanto a las tarifas, los precios van desde 40 soles a Cañete y 60 a Chincha, dependiendo del tipo del vehículo. No obstante, lo único que ofrecen, de forma opcional, es un poco de alcohol.

Según indicaron los usuarios, ellos optan por estas medidas debido a que no encuentran vehículos de transporte que los lleven de manera rápida. “Estoy buscando buses y no hay”, explicó una pasajera.

Esta no es la primera vez que se denuncia un hecho de este tipo. Antes de que se restablezcan los viajes nacionales, un grupo de colectivos informales cobran hasta S/300 por llevar a pasajeros a Huancayo. El hecho ocurría en plena avenida Nicolas Ayllón. Los conductores llaman a gritos a los posibles pasajeros e incluso les brindan recomendaciones en caso sean detenidos por la Policía. “Si preguntan, somos parientes. Del resto se encarga el chofer”, indican.

.
News Reporter

Deja un comentario