“Nada, señor, yo no hice nada”. Esas fueron las palabras de Luis Flores Trujillo cuando la Policía lo capturó en Ventanilla por presuntamente haber violado a seis niñas, entre cinco y 14 años de edad, en el caserío de Altavalle, en Huánuco. El acusado era profesor de matemática y religión en un colegio estatal.

Pese a que no se ha probado la culpabilidad de Flores Trujillo, los exámenes practicados a las niñas demostraron que ellas tuvieron “desgarro himenal antiguo”. El docente, quien tiene una hija de seis años y otra de cuatro, se habría acercado a las menores cuando estas acudían a su casa a jugar.

De otro lado, una resolución del Juzgado Mixto de Huacaybamba, perteneciente a la Corte Superior de Justicia de Huánuco, da cuenta de un “acuerdo extrajudicial” entre Flores Trujillo y el padre de una de las menores. En el documento, el acusado reconoce haber abusado de la niña y se compromete a pagar ocho mil soles como reparación por el daño causado.

“Mi hermana nos contó que él abuso de ella cuando se iba al baño del colegio. Nos dimos cuenta porque ella no podía dormir y lloraba siempre. Él también ha reconocido que la ultrajó no uno sino varias veces”, dijo Ruth Miguel, hermana de una de las víctimas, a Frecuencia Latina.

Peru21

.
News Reporter

Deja un comentario